dieta alcalina cancerdieta alcalina cancer

La dieta Alcalina y el cáncer


¿Qué es el cáncer?

El cáncer es una enfermedad que se caracteriza por un crecimiento descontrolado de un grupo de células y que afectan al funcionamiento normal del tejido, su gravedad dependerá de diversos factores como la velocidad de propagación, la localización del mismo y de si está localizado o por lo contrario se ha expandido a diversos organismos y la importancia vital de los mismos.

Causas de la aparición del cáncer

Al cáncer se le atribuyen diferentes posibles causas, y la investigación hasta día de hoy apunta a:

  • Causas genéticas. Sin duda es un factor a tener en cuenta sobre todo en ciertos tipos de cáncer como pueden ser el cáncer de mama o de cólon.
  • Exposición a componentes que se saben cancerígenos. Como puede ser el tabaquismo, vivir o trabajar en ambientes muy contaminados, como puede ser por ejemplo una zona muy industrializada donde se suelen concentrar mayores casos de cáncer en esa población que la media general. Consumo excesivo de alcohol, aumenta la probabilidad de ciertos cánceres como el de hígado o estómago. Exposición a los rayos ultravioleta, aumenta la probabilidad del cáncer de piel.
  • Contacto con ciertos virus. Diferentes investigaciones relacionan el virus del papiloma humano (VPH) con el desarrollo de cáncer del cuello del útero en las mujeres y el virus de la hepatitis B con el desarrollo de cáncer de hígado.

¿Qué relación hay entre dieta alcalina cancer?

La base de la dieta alcalina es el consumo de una alimentación compatible con nuestro organismo, nuestro sistema celular se desarrolla correctamente en un ambiente alcalino, es en este ambiente donde las funciones celulares se optimizan y el sistema es capaz de desechar los elementos tóxicos que se generan en nuestro organismo, además de lo que de por sí ingerimos.

Ya que el cáncer es una mutación celular el binomio dieta alcalina cancer es indudable.

Diversas líneas de investigación revelan que las células cancerígenas de desarrollan en un ambiente ácido y en un ambiente poco oxigenado. Cuando existe un equilibrio alcalino-salino el organismo funciona mejor y se encuentra bien oxigenado. Es por esto que la dieta alcalina cancer puede ser beneficiosa para prevenir el cáncer, incluso para ayudar a combatirlo, junto con los tratamientos de la medicina tradicional, ya que crea un ambiente hostil para las células cancerígenas.

Otras investigaciones señalan que las células cancerosas se alimentan de los azúcares, con lo que es mejor no abusar de esto.

Por otra parte, mantener una dieta alcalina cancer, mejora nuestro sistema inmunológico y un sistema inmunológico fuerte es la mejor defensa contra el cáncer.

Buenos hábitos que nos ayudan a prevenir el cáncer

  • Tomar el sol con protección solar y evitar la exposición en las horas  de mayor radiación del día. Esto es, entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde.
  • No fumar ni estar en ambientes con humo de tabaco.
  • Eliminar el consumo del alcohol o reducirlo considerablemente.
  • Revisiones médicas y ginecológicas periódicas, especialmente si se tienen antecedentes familiares.
  • Vida saludable, realizar ejercicio periódicamente, evitar la vida sedentaria y mantener una dieta equilibrada, evitando el consumo de grasas saturadas, es aquí donde entra la dieta alcalina.

Principios de la dieta alcalina

  • Sigue la tabla de alimentos alcalinos-ácidos y ten en cuenta que la posible acidez de un alimento no tiene nada que ver con que sea acidificante en nuestro organismo, por ejemplo un limón es ácido en nuestra boca, pero en nuestro organismo es altamente alcalinizante.
  •  Aumentar el consumo de verduras frescas y fruta en oposición a la comida procesada, harinas y azúcares refinados, y grasas saturadas. Lo ideal es llegar al 80% de alimentos alcalinos frente al 20% de alimentos ácidos en cada comida.
  • Sustituye el azúcar refinado por stevia (estevia), azúcar integral morena o miel.
  • Elimina el café y el té negro de tu dieta. Sustitúyelos por infusiones de hierbas o té verde.
  • Elimina la leche y sus derivados de la dieta, sustitúyelos por bebida de soja, tofu y postres de soja. Sustituye la mantequilla por aceite de oliva.
  • Incorpora a tu dieta diaria algún zumo o licuado de frutas y verduras, siempre como comida única, por ejemplo a la hora del tentempié o en la merienda, así aportarás una fuente importante de vitaminas y al tomarlo con el estómago vacío nuestro organismo lo asimilará fácilmente.
  • Aliña tus ensaladas con zumo de limón, el limón es altamente alcalinizante en nuestro organismo, así estarás eliminando el vinagre y salsas como mayonesa, salsa césar o rosa, que son alimentos acidificantes.

En resumen

El cáncer no es una enfermedad que se pueda tomar a la ligera, y nunca aconsejaríamos abandonar el tratamiento farmacológico para intentar cualquier remedio natural, ya que ningún remedio es milagroso.

Los consejos que proponemos para incorporar en el día a día contra el cáncer y para prevenirlo están pensados para acompañar al tratamiento  farmacológico si fuera el caso, y siempre supervisado por un médico o profesional de la salud debidamente acreditado (nutricionistas, etc.). Los tratamientos oncológicos tienen muchos efectos secundarios a día de hoy y afectan a nuestro sistema inmunológico, con lo que hay tener especial cuidado en mantener una dieta como puede ser la alcalina que nos aporte un extra de energía, nos ayude a desintoxicarnos y nos pueda ayudar a reestablecer y fortalecer un sistema inmunológico debilitado es lo mejor que podemos hacer para acompañar y minimizar los efectos secundarios de los tratamientos farmacológicos. De nuevo, recomendamos informar de la dieta a tomar con nuestro médico, ya que nos dará las pautas más aconsejables según el punto del tratamiento en el que nos encontremos.

Esto también se aplica a la hora de prevenir esta terrible enfermedad, además de evitar la exposición a sustancias potencialmente cancerígenas como pueda ser el tabaco, el alcohol y un entorno muy contaminado. Mantener una dieta saludable es fundamental, y una que nos asegura tener un organismo libre de tóxicos, y que refuerza nuestro sistema inmunológico es la mejor para prevenir esta enfermedad.

Además de todos estos consejos de vida saludable y de alimentación, para el cáncer es fundamental la detección precoz, y esto está en manos de la medicina tradicional, hay que asistir a las citas médicas y acudir al médico si se observa algún síntoma de enfermedad. Comunicar los posibles antecedentes de esta enfermedad en la familia es muy importante, para, si es el caso, tener revisiones de detección precoz a edades más tempranas, como pueda pasar con las mamografías en casos de antecedentes de cáncer de mama.

 

Los comentarios están cerrados.