Dieta Alcalina candidiasisCandidiasis

Dieta alcalina y candidiasis


La candidiasis puede llegar a ser una dolencia muy molesta que en muchos casos llega a volverse un problema crónico, volviéndose persistente a los tratamientos farmacológicos y apareciendo una y otra vez. Las zonas que pueden ser afectadas son la vagina, cavidad oral, el tracto intestinal o en la piel. Aunque también pueden afectar a órganos internos y ser más peligrosas, estas afecciones se conocen como candidemias, y suelen padecerlas personas con el sistema inmunológico comprometido como los enfermos de SIDA, personas trasplantadas, pacientes de cáncer o pacientes hospitalizados o intervenidos quirúrgicamente.

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis es una infección (también conocida como micosis) provocada por una cándida u hongo que normalmente están presentes en el organismo, el problema surge cuando la población de alguna de las especies de cándida aumenta considerablemente de tamaño y es cuando se dice que tenemos candidiasis.

Hay unas 200 especies de Cándidas, pero son unas 10 las que producen enfermedad infecciosa en el hombre, estas son en orden de mayor a menor frecuencia: Candida albicans, C. parapsilosis, C. glabrata, C. tropicalis y krusei. Otras especies menos comunes son: C. lusitaniae, C. rugosa, C. pelliculosa, C. guiliermondii y C. dublinesis.

Los desencadenantes para que aparezca esta infección pueden ser haber tomado antibióticos, padecer de diabetes, el embarazo o un sistema inmunológico debilitado. Se sabe que al menos el 75% de las mujeres padecerán candidiasis vaginal en algún momento de su vida.

Síntomas

Dependerán de dónde se localice la candidiasis.

Candidiasis oral. Aparece lo que se llama muguet, que son unas placas blanquecinas y cremosas que aparecen en la lengua, el paladar y en la mucosa gingival. Cuando se desprenden la zona se ve enrojecida. También puede manifestarse con la lengua roja, y dolorosa, también con afectación de las comisuras de los labios, con fisuras o afectando al labio inferior con escamas de color grisáceo y llagas.

Candidiasis de la mucosa genital y perianal. Es una localización habitual, y representa el 20 o 30% de las infecciones vaginales. Sus síntomas son el enrojecimiento e irritación de los labios menores, que puede extenderse hasta los labios mayores y periné. Además presencia de prurito y sensación de quemazón y picor, se suele observar una secreción vaginal con un aspecto parecido al yogur, es decir blanquecina y más densa de lo normal, a veces con un olor más fuerte. La vaginitis característica de la candidiasis vaginal hace que las relaciones sexuales sean dolorosas, también debido a que la flora vaginal al estar comprometida, hace que el flujo vaginal sea menor y padecer las molestias de la sequedad vaginal. Esta afección afecta sobre todo a mujeres pero también pueden adquirirla los hombres aunque sea más raro, afectando a los genitales externos masculinos. Presentando enrojecimiento e hinchazón de la zona del glande y sensación de quemazón.

Tratamiento

Una vez que el facultativo determina que lo que tenemos es candidiasis y después de haber hecho un cultivo para averiguar cuál es la especie de Candida que tenemos, se suele recetar un tratamiento farmacológico teniendo en cuenta también el estado general del paciente y la extensión de la infección. Se puede optar por un tratamiento tópico o sistémico. Estos tratamientos pueden tener buenos resultados, pero es habitual que la candidiasis se repita una y otra vez y se vuelva más resistente a los tratamientos convencionales.

Dieta alcalina y candidiasis

¿Cómo puede ayudarnos la dieta alcalina? Para responder a esta pregunta primero tenemos que entender el medio de vida de los hongos o Candidas en nuestro organismo, hablando de la flora vaginal o intestinal, para poner un ejemplo, esta flora se mantendrá en equilibrio cuando el entorno se encuentra en óptimas condiciones, esto es, un ambiente alcalino, oxigenación adecuada y aporte nutricional adecuado. Cuando estas condiciones se ven comprometidas hacen que nuestro organismo se torne vulnerable y que alguna de las especies de Candida empiece a mutar o a multiplicarse comprometiendo el equilibrio y apareciendo la infección con sus síntomas.

Está claro que si tenemos esto en cuenta, sea sencillo entender porqué en muchos casos la candidiasis se vuelve crónica, ya que si nos limitamos a tratar de eliminar el exceso de hongos mediante el uso de tratamientos farmacológicos esto no implica que en un futuro vuelvan a reproducirse, sobre todo si las condiciones ambientales siguen siendo las mismas.

Es por esto que la dieta alcalina y candidiasis están muy relacionadas, si padeces de candidiasis y no consigues acabar con ella, prueba a hacer un tratamiento integral, destinado a solucionar el problema desde la raíz y no sólo atender a los síntomas.

  1. Cambia tu dieta y haz una dieta alcalina. Con esto estarás ayudando a tu organismo a mantener el equilibrio ácido-alcalino que necesita, consiguiendo esto harás que el medio se vuelva hostil para el desarrollo y mantenimiento de la candidiasis. Ayudarás a tu sistema inmunológico a combatir la infección y ayudarás a que el tratamiento que elijas surta mayor efecto.
  2. Ponte en tratamiento. Una vez que sabes qué tipo de especie de Candida tienes, el médico te propondrá uno u otro tratamiento farmacológico, si optas por este, cúmplelo al pie de la letra. También debes saber que puedes optar por otro tipo de tratamientos alternativos, o remedios naturales que se saben que funcionan y que con el mantenimiento de la dieta alcalina, se complementan y ayudan a erradicar el problema. Aquí os proponemos un tratamiento natural que funciona:
    1. Dieta alcalina. Extensamente explicada en nuestra página.
    2. Citrobiotic. Esto es un antibiótico natural, compuesto de extracto de semillas de pomelo y vitamina C. nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico. Se proponen de tres fases.

Fase 1. 35 gotas 3 veces al día, diluidas en zumo o en agua. Mejor en ayunas pero se puede empezar con las comidas los primeros días hasta que nuestro organismo se acostumbre. Esta fase se propone hasta que dejemos de sentir la sintomatología, en el caso de la candidiasis vaginal hasta sentir el picor o comezón.

Fase 2. 15 gotas al día durante 15 días.

Fase 3. 5 gotas al día durante una semana.

    1. Para ayudar a restablecer la flora vaginal se recomiendan el uso de óvulos vaginales que sirven para eso, por ejemplo los “Isadín alfa barcilus”. Seguir las instrucciones del fabricante.
    2. También se recomienda el uso de probióticos dirigidos a la flora intestinal, ya que se sabe que están muy relacionados con la candidiasis. Por ejemplo tomar casenbiotic. Tomar según las recomendaciones del fabricante.

Con todos estos consejos podrás terminar de una vez por todas con la candidiasis y además si no practicabas la dieta alcalina sentir los beneficios que aporta a tu salud en general.

Los comentarios están cerrados.